Taller de verano 2024, ¡ya disponible!
.max-100 { max-width: 100%; } .max-30 { max-width: 30px; } .action-imagen { height: 25px; } .header-height { height:90px; } @media (min-width: 768px) { .header-height { height:140px; } } .header-container { background-color: #ffffff; } .children-menu { background-color:#151414 } .transparent:hover { background-color: #ffffff; } .transparent:hover .children-menu { background-color:#151414 } .header-menu { font-size: 15px } .btn-mv { color: #ffffff !important; background-color: rgb(var(--bg-primary)) !important; border-color: rgb(var(--bg-tertiary)) !important; font-size: 12px !important; } .btn-mv:hover { color: #ffffff !important; background-color: rgb(var(--bg-tertiary)) !important; border-color: rgb(var(--bg-primary)) !important; }
El privilegio de elegir y la valentía de empezar de nuevo

El privilegio de elegir y la valentía de empezar de nuevo

Hay dos tipos de nuevos comienzos, los que los eliges tú y los que te eligen a ti.

Por: María Gracia Chacón

Hay dos tipos de nuevos comienzos, los que los eliges tú y los que te eligen a ti. 
 
Hace unos días fue mi cumpleaños y recordé cuando en años anteriores, esa fecha significaba plantearme nuevos objetivos. Tal como muchos hacen al recibir el año nuevo. No es inusual escuchar a las personas – en ciertos puntos de su vida – querer un nuevo comienzo, ya sea empezar una familia, emprender un negocio, etc. Pero “del dicho al hecho…”. Y es que muchas veces tú puedes elegir el día, la hora, y el cómo iniciar eso que quieres, pero muchísimas veces más uno no elige ni el nuevo camino, ni el cuándo; porque en varias ocasiones la vida te dice “o empiezas ahora o nunca” y te toca ahora, porque realmente no hay otra opción.
 
¿A qué voy con esto? Hay dos tipos de nuevos comienzos, los que los quieres, los planeas y los buscas; y los que te tocaron. Para mí, el primer caso siempre es un privilegio y tremenda oportunidad. 
El otro día, conversaba con una amiga que no había visto hace años. Ella estudiaba en otro país y ya se graduaba, pero decidió que su carrera no la hacía feliz y la dejó. Regresó a Ecuador, lista para darse un tiempo e iniciar de nuevo su vida profesional en 0 Km. Hizo lo que quiso, cuando quiso, y aunque muchos pensarían que sí, ella no tiene porqué sentirse culpable, está feliz, tuvo una oportunidad y la tomó. Además, estas decisiones, siempre requieren, una enorme dosis valentía.


Otra amiga, muy cercana, tampoco vive aquí desde que nos graduamos, pero si no fuera quizá por ciertas circunstancias que la vida le puso enfrente, tal vez habría iniciado la universidad y hecho su vida en otro país diferente al que está o incluso, podría estar aquí. Y no, no es que no esté feliz, pero probablemente, no es el nuevo comienzo que ella anhelaba cuando todos decidíamos qué hacer después del colegio. Y a diferencia de la primera amiga, esta no tuvo el privilegio o la enorme oportunidad de que las situaciones, el tiempo, y muchas cosas más coincidieran para que pueda tener el “new beginning” que quería en este punto.

Ahora yo. Tuve la oportunidad de iniciar la universidad cuando quería o cuando creía que quería, apenas me gradué. Luego de un año, por ‘suerte’, pude cambiarme de carrera y empezar otra vez de cero cuando yo quise. Pero en lo que es adquirir esas responsabilidades de ‘adulto’ y poner los pies en la tierra, fue de una burbuja, ese nuevo comienzo, no lo elegí yo, ese me eligió a mí. 
Hace casi cinco años, mi vida dio un giro de 180º, y como el tiempo no se queda congelado, y la vida continúa pese a la adversidad, tuve que seguir adelante y en los últimos tiempos, más.

Prueba de que siempre vamos a tener que vivir las dos caras de la moneda. 
  
Y así, aunque habría querido graduarme e iniciar enseguida un máster – lo cual no es el caso – o salir de la universidad para conocer el mundo – a eso si me apuntaba – la vida y esta circunstancia me dijeron “frena, ese no es el camino que vas a empezar ahora. Empezarás esto y lo harás desde aquí”. Sí, quizá no estoy viviendo lo que me habría gustado a esta edad, o lo que creo que debería estar experimentando, pero estoy volviéndome esa persona que me enorgullece y que cada día crece para crear ese momento en el que todo coincida para iniciar el camino que yo elijo para mí.

Dicho todo esto, lo que quiero no es que pienses que los nuevos comienzos que tú mismo eliges siempre son color de rosa y que los que te toca vivir son una tragedia que marcará tu vida para mal. Quiero que desde hoy, si tienes la bendición, la oportunidad, el privilegio, la suerte o como quieras llamarlo, de poder iniciar ahora lo que tanto ansías, lo hagas. Por ti, por quienes amas, y por las veces en las que las cosas no se dieron enseguida y tuviste que pasar muchas pruebas para que finalmente, todo coincida y estes en el momento que quieres para hacer lo que quieres. Y si hoy estás del otro lado, y solo te sientes espectador porque te tocó iniciar un camino que no amas, empezar otra vez desde cero, o apresurar el paso por situaciones que se salen de tus manos, piensa que en el libro de tu vida este es el nudo, y sí, puede que ya sea largo y tedioso y aún no llega ese momento de emoción que esperabas, pero mientras este se hace esperar, tu personaje se está desarrollando y fortaleciendo tanto, que va a tener mil sagas de logros e historias futuras que contar. Y esto va para todos – porque al menos una vez en la vida vas a estar en los dos lados – sé valiente y sé paciente, porque todos los nuevos comienzos, deseados o no, necesitan fortaleza de espíritu, tu esfuerzo y tus ganas de salir adelante para que sean ese presente que honras y agradeces.

 

En Ikigai Studio somos expertos en crear productos de papelería con alma, que aparte de ser verdaderamente útiles, prácticos y multi propósito, te guiarán para armonizar tu vida y encontrar así, tu razón de vivir.

Nuestra misión principal como marca, no está en que sepas organizarte como un experto, ni que domines al cien por ciento tu tiempo en todos los aspectos de tu vida. Nuestra misión está en educar y conscientizar el aprender a vivir una vida sin piloto automático. En romper con patrones que no sirven y en entregar herramientas que nutran tu verdadera razón de vivir.



.footer-titles { font-size:1.1em !important; } .footer-links { color:#000000 !important; font-size:1em !important; } @media(min-width: 768px) { .footer-titles { font-size:1.4em !important; } .footer-links { color:#000000 !important; } }
Loading...